Negligencia del crematorio sería la causa de los 60 cuerpos hallados en Acapulco

El hallazgo de 60 cadáveres en un crematorio abandonado de la turística y violenta Acapulco (sur de México) fue probablemente producto de una negligencia de los responsables de su incineración, informó el viernes la fiscalía local, que antes había indicado que se encontraron 61 cuerpos.

En un comunicado en el que no menciona la posibilidad de que los muertos fueran víctimas del crimen organizado, la fiscalía del estado de Guerrero señaló que “entre los 60 cuerpos encontrados, existen cadáveres de mujeres, hombres y niños, que están perfectamente embalsamados” y “preparados para su cremación”.

“Al no haber cremado los cadáveres, se incumplieron con las normas sanitarias de carácter federal, estatal y municipal”, recalcó la fiscalía.

El hallazgo despertó temores de que pudiera tratarse de un nuevo caso de aparición masiva de víctimas de los cárteles narcotraficantes mexicanos. Acapulco, que llegó a ser un destino de vacaciones de las estrellas de Hollywood, es desde hace varios años una de las ciudades más violentas del país.

La fiscalía de Guerrero señaló que los delitos que investiga a raíz del hallazgo de los 60 cuerpos son “contra el respeto a los cadáveres o restos humanos, contra las normas de inhumación y exhumación y atentado contra los muertos”.

Las autoridades todavía no han especificado las causas de las muertes ni las fechas.

En la investigación fueron llamados a declarar la presidenta de la Asociación de Funerarias del Estado de Guerrero y los responsables de las funerarias de Acapulco para que den información sobre las personas enviadas desde 2013 a ese crematorio, llamado Cremaciones Pacífico S.A.

Al parecer, el crematorio llevaba un año cerrado “por quiebra o fraude hacia los deudores”, dijo la fiscalía, que no precisó si están buscando al dueño del negocio, Guillermo Estua Zardain.

Los cuerpos fueron hallados la noche del jueves en una inspección al crematorio derivada de un aviso anónimo. En el interior del local se encontraron cuerpos sobre camillas tapados con sábanas y cubiertos con sal.