Niña de 4 años lleva 120 días encerrada por no tener dos pruebas negativas de covid-19

- Publicidad -spot_img

Una niña de cuatro años sufre los rigores del reglamento sanitario de Italia desde hace cuatro meses porque consta como enferma de covid-19 pese a que no manifiesta síntomas, debido a que no ha dado negativo en dos análisis seguidos para que se considere que está curada.

Su madre explicó que se encuentra en esta situación desde marzo, pero no desea someter a la nena a más estrés porque por la noche «la atormentan pesadillas, de las que se despierta entre gritos en los que habla de monstruos y malos doctores».

La menor mostró los primeros síntomas de covid-19 hace 120 días, tuvo fiebre alta y otros miembros de su familia también presentaron cuadros compatibles con esa enfermedad: a pesar de que ninguno fue hospitalizado, todos estuvieron «confinados en casa hasta principios de mayo».

El 14 de ese mes, a la pequeña le aparecieron manchas en las manos y a su madre le entró miedo por si tenía el síndrome de Kawasaki, pero en un centro sanitario descubrieron que tenía «un alto nivel de anticuerpos contra el virus».

Estrés en aumento

Ese fue el comienzo de diversas pruebas durante las cuatro semanas siguientes, «cada una opuesta a la otra: débil, negativo, positivo». Cada procedimiento resultaba traumático, ya que tenían que inmovilizar a la paciente para insertarle los hisopos en la nariz y la boca.

La niña comenzó a manifestar trastornos de conducta, como miedo e inseguridad, y no quería que la tocaran ni subirse a un auto, así que su madre decidió no someterla más a esas situaciones y recurrió a las autoridades sanitarias locales y nacionales para buscar una solución.

Futuro incierto

«Todo el mundo» ha confirmado que la niña no puede propagar la pandemia, pero «nadie ha asumido la responsabilidad de liberarla» desde el punto de vista legal y, mientras aguardan ese momento, ya realiza una vida más o menos normal «sin objeciones» de ninguna autoridad, asegura su madre.

Sin embargo, esta incertidumbre podría impedir que la inscriban en la escuela, con lo cual esta mujer pide que «se evalúen otros elementos para el final de la cuarentena» porque su hija «tiene derecho a volver a vivir de manera legítima».

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD

    - Publicidad -spot_img