Niños quemados con pólvora se debe al descuido de sus padres