Niños sirios se «queman» en una jaula para repudiar a Al Assad

La puesta en escena de los niños sirios fue realizada con la intención de recrear el macabro video difundido por el Estado Islámico (ISIS) en el que se observa cómo la organización yihadista quema vivo a un piloto jordano que había capturado.

Cerca de los niños, un hombre sostiene una antorcha prendida al igual que la utilizada para prender fuego a Moaz al-Kasasbeh en imágenes que horrorizaron al mundo. Dentro de la jaula los niños, algunos de los cuales parecen ser tan jóvenes como de tres años, llevan pancartas que dicen: «Detengan la matanza de niños».

Afortunadamente, esto fue sólo un truco por parte de activistas que protestan contra las atrocidades que comete el régimen del presidente de Siria Bashar Al Assad, al que comparan con el ISIS.

La protesta, que fue llevada a cabo en la ciudad de Duma, cerca de Damasco, tuvo como objetivo llamar la atención sobre los sirios que viven en estado de sitio y que mueren en ataques aéreos de las fuerzas leales a Al Assad. Y también condenó la falta de acción internacional frente a la dada a la lucha contra el Estado Islámico.

Esta iniciativa se produjo luego que más de 180 personas -55 de ellos mujeres y niños- fueron asesinadas en Duma en los primeros 10 días de febrero por los ataques aéreos del régimen, según el denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR por sus siglas en inglés), el opositor grupo de monitoreo con sede en Gran Bretaña.

Grupos rebeldes sirios prometieron el fin de semana pasado que tomarán represalias por la intensificación de los ataques con cohetes cometidos contra ellos por las tropas de Al Assad.

Hablando en una rara entrevista la semana pasada, Al Assad negó el uso de los denominados «barriles-bomba» contra su propio pueblo. Algo de lo que ha sido acusado por los grupos de derechos humanos, que aseguran que el dictador sirio ha realizado esta práctica a lo largo de la guerra civil en el país árabe que ya lleva casi cuatro años.