Con la finalidad de mantener el control en los Centros Penitenciarios del país se realizó hoy el traslado de al menos 60 privados de libertad.

Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), en coordinación con la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), trasladó a los reclusos provenientes de las cárceles de San Pedro Sula, Tela, La Ceiba, El Porvenir y Nacaome.

Estos privados de libertad se suman a la población carcelaria de “El Pozo II”, en Moroceli, El Paraíso, en el oriente de Honduras.

Entre los reclusos trasladados se encuentran personas que ya cumplen sentencia condenatoria y otros en condición de procesados.

Los nuevos inquilinos de la cárcel que cumple estándares internacionales en cuanto a medidas de seguridad y controles, tendrán que someterse a los mecanismos de control por parte de las autoridades penitenciarias.

Con esta operación coordinada ya suman más de 2,000 privados de libertad enviados a las cárceles de máxima seguridad “El Pozo I y II”, en Ilama, Santa Bárbara y Moroceli, El Paraíso.

Estos traslados forman parte de la transformación del Sistema Penitenciario impulsada por el presidente Juan Orlando Hernández, que conlleva reducir la situación de hacinamiento en las cárceles, mejorar las condiciones de vida de los privados de libertad y que cumplan sus condenas como lo establece la Ley Penitenciaria.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here