Tegucigalpa. Las autoridades del Hospital Escuela Universitario (HEU), decidieron aumentar la vigilancia mediante un cerco preventivo para evitar el contagio de la enfermedad en pacientes, enfermeras, doctores y personal de servicio y administrativo del primer centro asistencial del país.

Esta medida se tomó después de identificar a madres de niños en la sala de atención pediátrica, con signos y síntomas la enfermedad y para evitar un posible brote, el Departamento de Vigilancia del HEU, mediante un comunicado oficial, pidió a los jefes de servicio y de enfermería tomar las medidas de prevención, a fin de evitar el contagio.

Una de las medidas es la vigilancia permanente en los casos que se identifiquen bajo sospecha de conjuntivitis para realizar una intervención oportuna y al mismo tiempo, notificar si se presentan más casos de pacientes, personal médico y de enfermería.

En caso de encontrarse un trabajador del HEU con signos y síntomas de este virus, el empleado debe hacer los trámites correspondientes para solicitar incapacidad laboral por los días que el médico estime conveniente.

Aunque la medida resulte incómoda para muchos, esta evitará la propagación del virus dentro de la comunidad hospitalaria, y evitará el aumento en las estadísticas que, según autoridades del Departamento de Epidemiología de la Secretaría de Salud, reportan un contagio de 62,828 personas a nivel nacional.

Sonia Orellana, médico general de la Sala de Emergencias, indicó que ha visto tres casos de niños de un año, que presentan cuadros de conjuntivitis, a quienes remiten al HEU por enfermedades respiratorias y aparecen con el virus.

“Nosotros estamos haciendo un esfuerzo de concientizar a las personas sobre el lavado de manos para evitar no solo la conjuntivitis sino muchas enfermedades, por lo que le pedimos a los padres de familia ser más responsables ya que estas enfermedades son prevenibles”, concluyó la galena.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here