Estudiantes expulsados en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras por 5 años ya se preparan con sus abogados un recurso de amparo en la Corte Suprema de Justicia para revertir la decision tomada.

Los miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), se presentaron a la audiencia inicial esta mañana a los Juzgados de lo Penal de Francisco Morazán en el barrio La Granja.

Los universitarios suspendidos alegaron que esa medida es ilegal porque las autoridades no actuaron conforme al margen de la ley.

“Están violentado nuestros derechos porque no hemos recibido ninguna notificación oficial,  nos dimos cuenta a través de los medios de comunicación”, lamentó Kevin Ramos, uno de los afectados quien es pasante de la carrera de psicología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here