Hondureña pasa de ser la mujer más gorda del mundo a todo un ejemplo

La hondureña Mayra Rosales en el 2008 saltó a la fama por supuestamente haber matado a su sobrina al perder el equilibrio y caer sobre él, durante un hecho ocurrido en su país natal Honduras.

Sin embargo poco después Mayra confesó que no mató a su sobrino, sino que este falleció a manos de su hermana. En el 2011 fue exonerada de toda responsabilidad, ya que su hermana confesó que mató a su hijo después de darle varios golpes. Para hacerse cargo de sus sobrinos, Mayra se sometió a una cirugía de bypass gástrico, que le permitiría perder la mayoría de su peso. Cuando llegó el momento de recibir tratamiento médico pesaba 495 kilos, y se necesitaron 10 hombres para moverla.

Hoy comparte más imágenes de su transformación luciendo mucho más delgada y segura de sí misma.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here