Manos criminales pusieron veneno a una fuente que da agua potable en un sector del departamento de Santa Bárbara, norte de Honduras.

Vecinos del sector 1 de Santa Bárbara, conocido como el barrio Las Galeras, reaccionaron ante esta situación porque perjudican a unos dos mil habitantes que se beneficia de esta fuente d agua.

Según Jimi Castellanos, presidente del patronato, enviarán muestras del agua a exámenes para verificar si en verdad era veneno tóxico.

Hasta el lugar de los hechos se hizo presente la policía preventiva para hacer investigación del caso.

Importante :  Estadounidense de los más buscados por el FBI es capturado en Roatán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here