El comisionado presidencial para el Cambio Climático, Marlon Escoto, ratificó, que buscará convertirse en el nuevo rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) luego que abandone el cargo, Julieta Castellanos en septiembre próximo.

La actual rectora ha reiterado que no intentará reelegirse, como titular de la máxima casa de estudios del país, luego de dos períodos de gestión. Escoto en su cuenta personal de twitter había dejado entrever su interés por conocer algunos temas de la UNAH lo que generó suspicacias en ciertos sectores.

En ese sentido, el exministro de Educación una vez que ratificó su deseo de sustituir a Castellanos, cuestionó la forma en que fue electa la junta que define el nombramiento de los cargos de la UNAH.

“El hecho que ese cuerpo haya quedado de forma interina, deslegitima todo el proceso, el cual todo el pueblo desea que se desarrolle de la forma más transparente posible”, afirmó.

Las universidades no pueden estar separadas del desarrollo de la nación, expresó, luego de sugerir que temáticas como el cambio climático son los que deben estar en la academia.

“Mi interés ha sido el conocer el relevo en nuestra máxima casa de estudios, porque eso representa la cabeza del sistema de educación superior, en donde existen 20 universidades”, afirmó.

Tras preguntarle si buscaría la rectoría respondió: “Claro, ese es mi interés, pero en las actuales circunstancias no veo ni siquiera que se dé una convocatoria”, afirmó.

El sistema de educación superior se encuentra estancado en un país donde funcionan seis universidades públicas (de ellas solo una autónoma) y catorce privadas, criticó.

En torno a las protestas estudiantiles protagonizadas en la UNAH, Escoto dijo que la violencia no es la forma de resolver los problemas en Honduras.

El funcionario también fue rector de la Universidad Nacional de Agricultura (UNA) que opera en Catacamas, Olancho, de cuyo cargo fue separado por una junta interventora.

Para finalizar, Escoto comentó que si Castellanos se reelige como rectora, bajo un soporte legal, no habría ningún problema, pero si se utiliza otro tipo de recursos, “eso no sería bien valorado en el sistema de educación superior”.