Niñas y niños siguen en abandono