Niño fallecido por quemaduras de pólvora es sepultado en Copán

0
103

El cuerpo del pequeño Salvador Adalid Mejía de 10 años de edad, quien falleció tras graves quemaduras provocadas por la pólvora, fue sepultado ese domingo en La Entrada Copán, occidente de Honduras.

El pequeño se quemó la mañana del 25 de diciembre en la comunidad de El Roble, La Entrada, Copán, después que junto a su hermanito se encontrara un potente mortero y se lo llevara a su cuarto para hacerlo explotar.

Luego fue trasladado en un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) al Materno Infantil en Tegucigalpa para ser atendido en ese centro hospitalario.

Sin embargo, las esperanzas se vivir eran pocas ya que los médicos aseguraban que se había quemado el 90 por ciento de su cuerpo.

Tras estar varios días en cuidados intensivo, el menor no soportó más y murió el viernes 1 de enero. Luego fue trasladado a La Entrada Copán donde este domingo han sepultado su cuerpo.

“Ya está en el reino de los cielos, hoy solo queda arreglar la vida mía”, dijo el acongojado padre del menor, Salvador Mejía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here