No hay edad ni discapacidad para disfrutar de las playas en Honduras

La imagen de esta señora bañando en las playas de Muchilena, en Omoa, ha provocado la imagen del día en Honduras.

Y es que no importa la edad ni mucho menos la discapacidad de esta mujer valiente que en lugar de vivir triste o amargada le pone alegría a su vida.

Le pidio a sus hijos zambullirse, a pesar de aferrarse a una silla de ruedas, junto a ellos y ni cortos ni perezosos le ayudaron a disfrutar de las aguas cristalinas del mar.

Sin duda, todo un ejemplo.

Fotos especial Victor Argeñal.

IMG-20150403-WA0007