El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reiteró hoy su respaldo a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), ante desacuerdos que al parecer se han dado en el grupo de trabajo que preside el exministro peruano Juan Jiménez.

Almagro, en un mensaje en la red social Twitter, subrayó que la MACCIH “cuenta con todo el apoyo de la Secretaría General de la OEA” y que “su trabajo es fundamental para atacar la corrupción en Honduras”.

En otro mensaje, dijo: “frente a dudas generadas: corregiremos errores al tiempo que reitero mi compromiso de imparcialidad en el trabajo de la OEA_MACCIH”, aunque no precisó detalles sobre las “dudas”.

Las “dudas” a las que hizo referencia Almagro podrían estar asociadas a eventuales desacuerdos en la MACCIH por el supuesto interés, de uno de sus miembros, de desplazar a su vocero, Juan Jiménez, según ha trascendido hoy en Tegucigalpa.

Una fuente cercana a la MACCIH, ente que depende de la OEA, indicó escuetamente a Efe que el mexicano Jacobo Domínguez, coordinador de la División Político Electoral de la misión que dirige Jiménez, sería quien “le estaría queriendo quitar el puesto”.

“Él -Domínguez-, parece que animado por algunos políticos hondureños estaría queriendo desplazar a Juan Jímenez, quien tiene todo el respaldo del secretario general” de la OEA, agregó el informante.

Jiménez no se ha pronunciado al respecto, pero la oficina de la MACCIH en Tegucigalpa ha dicho a periodistas que en su momento dará declaraciones a la prensa.

La MACCIH inició operaciones en Honduras el 19 de abril de 2016 y en un año ha presentado dos informes semestrales a la Secretaría General y el Consejo Permanente de la OEA en Washington.

Hoy también ha trascendido, que uno de los miembros de la MACCIH, el exfiscal argentino Manuel Garrido, renunció en las últimas horas a las investigaciones de casos que conoce la MACCIH, porque ocupará otro relevante puesto en su país.

Así lo dijo a periodistas el coordinador de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Carlos Hernández, quien además calificó el hecho como “algo normal”.

Garrido, quien se sumó a la MACCIH en noviembre de 2016, también fue jefe de investigaciones y litigio de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).