Olvidados por el gobierno se sienten en el Departamento de Yoro