El presidente Juan Orlando Hernández compareció hoy ante la prensa en Casa de Gobierno, junto a autoridades de las secretarías de Seguridad y de Defensa, para brindar detalles del masivo traslado de reclusos de la Penitenciaría Nacional, ubicada en Támara (Francisco Morazán), hacia la cárcel de máxima seguridad de La Tolva, en Morocelí (El Paraíso).

“El 27 de enero de 2015 dije que a los delicuentes se les acabó la fiesta. Ayer comenzó la Operación Arpía 3, para asegurar las instalaciones y trasladar a 773 privados de libertad a El Pozo 2, y eran pertenecientes a la MS 13 y a la 18. Además se identificaron a otros miembros de estos grupos para su traslado”, dijo el presidente.

Además agregó que esta operación se llevó a cabo con éxito, con el respaldo de tres mil policías, 245 vehículos, cinco aeronaves y se desarrolló como estrategia integral de la política de seguridad.

“Hoy podemos arirmar que los dos mil reclusos más peligrosos del país  están totalmente aislados”, dijo el presidente Hernández.

“El Pozo 2 tiene los mismos estandares de seguridad internacional y podemos decir que los reclusos de las dos pandillas, están en cárceles de seguridad y lo hicimos porque son los grupos que más daño le han hecho al país. Y lo hemos hecho con una operación catalogada como las de mayor efectividad en Latinoamérica”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here