Reducción de violencia es logro de todos los hondureños, asegura presidente Hernández

La Ceiba, Atlántida. El presidente Juan Orlando Hernández afirmó hoy que la baja de homicidios en Honduras, que permitió sacar a Tegucigalpa y San Pedro Sula de las ciudades más violentas del mundo, “es un trabajo en el que cada policía, cada agente de inteligencia y cada hondureño tiene mucho que ver”.
Hernández se refirió al tema durante la entrega del Parque para una Vida Mejor en La Ceiba, destacando que este acto coincidió con la publicación, incluso por medios internacionales como la BBC, del informe divulgado en México por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que refleja la ostensible mejora de la seguridad en Honduras.
En el informe publicado este 6 de marzo, dicha ONG confirma que San Pedro Sula ha pasado del lugar 3 al número 26 y el Distrito Central del 4 al 35, y también destaca “la pronunciada y rápida disminución de los homicidios en las ciudades de Honduras”, del 54,34 por ciento en un solo año.
Ni entre las 25 ciudades más peligrosas
Hernández remarcó que en el informe se habla de “la sorpresa hondureña” en el marco de la reducción de la violencia y que “sirve de muestra que San Pedro Sula, en Honduras, baja del puesto 3 que ocupó en el año 2016, al 26 en el año 2017”.
Se explica incluso, añadió, que “los homicidios bajaron en más de un 54% en solo un año, con una tasa de 2016, de 51.18 por cada 100,000 habitantes y luego se hacen la pregunta de cómo Honduras logró ese repunte en materia de seguridad”.
Hernández agregó que a continuación “se describen todas las cosas que los hondureños hemos venido haciendo en los últimos cinco a siete años” para recuperar la paz y la tranquilidad.
“Y esto no solo es para tirarle flores a Juan Orlando, porque es labor de cada soldado, cada policía, cada agente de inteligencia, cada miembro de la sociedad, empresario, iglesias, gobiernos locales y medios de comunicación que apostamos a que Honduras sea un país seguro”, dijo Hernández.
“Estamos en 41 muertes por cada 100,000 habitantes, pero eso no es suficiente, porque queremos llegar al número que tienen los países más desarrollados del mundo”, dijo para luego exponer que la cifra de 8 o 9 muertes por cada 100,000 habitantes se va a lograr con la represión del delito, buscando que quien cometa un delito pague las consecuencias.
“Debemos prevenir que los niños no se vuelvan violentos y ¿cómo lo vamos a lograr? Con estos parques, con educación de calidad, y por eso pedimos al Cohep que en la reforma tributaria que se realiza para la restructuración del 1.5% y el tema de la Tasa de Seguridad se le dé prolongación a un sistema educativo de calidad”, manifestó.
“El niño bien educado y el joven que ha sido bien educado no va a ser violento el día de mañana”, comentó Hernández para luego sostener que muchos sectores se preguntan y critican para qué la construcción de Parques para una Vida Mejor “si de eso no se come”.
Honduras, objeto de estudio
El mandatario dijo que “somos los que han hecho posible lo que ahora se está estudiando como un éxito en el mundo; nosotros lo hemos logrado en Honduras y por eso es un éxito de todos”.
Recordó que en el pasado La Ceiba era un oasis de paz; sin embargo, como sucedió con varias ciudades de Honduras, con los años estas zonas cayeron en manos de la delincuencia y sin hacer lo que se debía hacer “no se hubiese quebrado la tendencia de crecimiento de violencia en el país”.
“Si no hubiésemos hecho nada, no habríamos logrado salvar más de 30,700 vidas, y hoy vamos bajando en el índice de violencia, aunque no es suficiente, pese a que somos el país que más ha avanzado”, sostuvo Hernández.
Remarcó que el propósito fundamental de su Gobierno es que las nuevas generaciones puedan salir a la calle, frente a su casa, se diviertan en los parques y pueden convivir sanamente en todo el país y puedan vivir sin ningún temor.

Importante :  Auto de Formal Procesamiento contra joven que mató a su madre porque no le compró un celular

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here