Reforma universitaria no debe retroceder, según la Alianza por la Paz y la Justicia

La Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), coalición de organizaciones no gubernamentales de desarrollo, redes de sociedad civil, plataformas que aglutinan víctimas y familiares de víctimas de la violencia, gremios, iglesias e instituciones académicas, que realizan auditoría social e incidencia política al desempeño de las entidades operadoras de seguridad y justicia en Honduras, ante la crisis suscitada en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), que impide el normal desenvolvimiento de las actividades académicas en el Alma Mater, se pronuncia de la siguiente forma:

1. La educación es el vehículo más eficaz para lograr el pleno desarrollo en el país y la UNAH, juega un papel esencial para la formación de las nuevas generaciones que estarán cargo de liderar la trasformación de la nación que genere prosperidad generalizada.

2. La reforma universitaria impulsada en los últimos once años han permitido a la UNAH, mejorar sus procesos institucionales, fortalecer sus capacidades logísticas, modernizar su infraestructura, elevar su desempeño académico y colocar la entidad en un sitial de prestigio y en la ruta hacia su innovación.

3. La reforma universitaria no debe retroceder, no puede replegarse, ni los logros alcanzados deben anularse y mucho menos volver a un pasado en el cual la anarquía, mediocridad e incertidumbre imperaban en el Alma Mater.

4. Instamos a los diferentes sectores de la comunidad universitaria a avanzar en el proceso de dialogo, privilegiando los más sublimes intereses de la UNAH y de Honduras, garantizando un ambiente de respeto y compromiso, sin hostilidad ni confrontación, por lo que se presenta urgente mantener habilitadas las instalaciones físicas y sostenible las actividades académicas.