La decisión del Partido Liberal y la Alianza Opositora, de retirarse del Consejo Consultivo del Tribunal Supremo Electoral, es sólo una estrategia para tratar de justificar la derrota electoral que sufrirán el próximo 26 de noviembre, afirmó Ricardo Álvarez, candidato a designado presidencial por el Partido Nacional. “Los que eran vinagre y aceite se unen para justificar su derrota”.

“Que se tomen este tipo de decisiones es parte de una estrategia de derrota que tienen y buscan justificar alegando fraudes que sólo caben en sus mentes”, dijo Álvarez.

Agregó que eso perjudica a sus posibles electores, porque ellos también ya se sienten derrotados. Y los invitó a que en lugar de andar denunciando fraudes sin fundamento, hagan propuestas viables sobre salud, educación y seguridad.

El que también fuera alcalde de Tegucigalpa consideró que el Partido Nacional va a ganar las elecciones del próximo 26 de noviembre con una diferencia de 500 mil votos con respecto del segundo lugar, y de 800 mil votos con el tercero.
Sobre el pacto entre la Alianza Opositora y el Partido Liberal, señaló que demuestra que ya están buscando excusas y justificaciones.

Álvarez enfatizó que el Partido Nacional va a ganar las elecciones y se va a consolidar, mientras que en el Partido Liberal y en la Alianza Opositora habrá crisis. Los rojiblancos van a responsabilizar a Luis Zelaya del fracaso, y los de Libre harán lo propio con Nasralla por no haber estado verdaderamente en sintonía con Mel Zelaya.