Monseñor Rómulo Emiliani brindó su primera conferencia de prensa después haber anunciado el martes, su retiro como obispo auxiliar de la diócesis de San Pedro Sula.

Emiliani dejó claro que no se va de Honduras y que le provocó frustración que no se concluyera el centro penal de Naco, Cortés.

En su comparecencia el líder religioso aclaró que su renuncia como Obispo es para concentrarse “en cosas esenciales donde pueda hacer cambios en la sociedad”.