La buena fama del vinagre en el cuidado del cabello de las francesas

226

A pesar de que el champú en seco es un producto que ha revolucionado el mundo de la peluquería en los últimos años, y gusta por igual a peluqueros y a clientas, las parisinas no han sucumbido a su hechizo. Ellas prefieren seguir usando el remedio casero de sus abuelas, cuyo protagonista es el vinagre.

El conocido peluquero francés Cristophe Robin es el primer defensor de este producto salido de la despensa, ya que asegura que, a diferencia del champú en seco, el vinagre no solo no deja residuos, sino que también es un tónico estupendo para el cuero cabelludo. ¿Más virtudes? Es capaz de eliminar la grasa de las raíces, disolver impurezas del cuero cabelludo y aportar soltura al cabello. De hecho, Robin no es el único parisino famoso que alaba en público las bondades del vinagre, sino que Caroline de Maigret e Inès de la Fressange también lo utilizan para cuidar sus cabellos. Incluso la segunda habla de él en su libro ‘La parisina’, donde explica que ella diluye en un cuenco de agua tres cucharadas soperas y las reparte con el pelo mojado después de haberse enjuagado el champú.

Sin embargo, no es cuestión de lavarse o enjuagarse la cabeza con vinagre como hacían nuestras madres con nosotras cuando éramos pequeñas para que nuestro pelo estuviera más brillante, sino que hay que disolver este condimento en agua. “Para eliminar la posibilidad de irritación hay que usar diluciones de dos partes de agua y una de vinagre”, advierte Dra. Esther Jiménez Blasco, dermatóloga el Hospital de Guadalajara. El peluquero aconseja mezclar en una botella que tenga dispensador en spray cinco gotas de vinagre con 15 centilitros de agua. Basta con pulverizarlo unas cuantas veces sobre la melena limpia y húmeda y ¡voilà!, tu pelo estará exento de grasa y tus puntas cerradas. Fácil, ¿no?

Aunque si eres de las que prefieren que se lo den todo hecho, otra opción es comprarte productos capilares que contengan vinagre en su fórmula. La Loción Purificante a la Salvia, del propio Cristophe Robin contiene vinagre puro de salvia y una selección de plantas aromáticas como salvia, tomillo, lavanda y romero, que eliminan las impurezas, reequilibran el exceso de grasa, calman el cuero cabelludo, mejoran el brillo y hacen que el color dure más tiempo. David Mallet es otro de los grandes peluqueros franceses que también incluye este activo en alguna de las fórmulas de sus cosméticos capilares. El Blush Spray Hydratant contiene vinagre de frambuesa, rico en vitaminas y aminoácidos, que ayuda a solidificar la queratina del cabello para proporcionar resiliencia, brillo y estructura a la fibra capilar, aunque también equilibra el pH, sellando las cutículas y combatiendo la decoloración.