Una humilde casa se derrumbó en el sector conocido como El Copen, aldea de Ticamaya.

En el suceso, cuatro personas estaban dentro de la vivienda, entre ellos tres niños quienes resultaron con heridas.

El niño Josué Ramos es el más golpeado y ya está fuera de peligro en el IHSS.