Un ciudadano estuvo a punto de morir en la carretera que conduce de Tegucigalpa a San Pedro Sula.

Un carro tipo turismo se subió a la varanda a la orilla del carro y sus ruedas traseras quedaron asomando en el abismo.

Sin embargo, el carro no se precipitó.