Metido en sacos y con signos de desmembramiento, más un rótulo que lo acusaba de violador y ladrón, fue encontrado este lunes el cuerpo de un desconocido en la carretera vieja hacia la aldea de Támara, Francisco Morazán.

El hallazgo se dio en la colonia Nuevo Sacramento. Pobladores avisaron a las autoridades y estas se hicieron presentes al lugar.

Además que quitarle la vida, al hombre le cortaron ambas manos.

Se desconoce el nombre de la víctima.