La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), en el marco de la Operación Morazán, en un trabajo conjunto ha continuado con las operaciones de registro en la Penitenciaría Nacional de Támara, específicamente en los módulos de los privados de libertad que fueron trasladados a centros penitenciarios de máxima seguridad.
En el operativo se obtuvieron los siguientes resultados:

• 16 fusiles de asalto AK-47
• 5 fusiles de asalto Galil
• 5 fusiles M16 tipo carabina
• 5 fusiles AR-15 semiautomático
• 10 subametralladoras Mini UZI
• 3 fusiles lanza granadas de 40 MM
• 2 escopetas calibre 12
• 41 pistolas de diverso calibre
• 27,886 proyectiles de diversos calibres
• 368 cargadores para diferentes tipos de armas
• 14 granadas de fragmentación de mano
• 2 granadas de fragmentación M67
• 3 silenciadores para fusil
• 50 artefactos explosivos de fabricación artesanal
• 1 granada de 40 MM
• 61 armas blancas
• 35 radios de comunicación
• 8 routers para señal de wifi
• 6 fatigas digitalizadas de uso penitenciario
• 12 fatigas color azul de uso policial
• L. 16,700.00 en efectivo

Las unidades especiales de FUSINA han efectuado un arduo trabajo con las herramientas necesarias para investigar, identificar, localizar y excavar en sitios ocultos dentro de los antiguos módulos de las estructuras criminales MS y Pandilla 18, retirando del interior del centro penal artículos que representan una amenaza para la población interna del centro penal y población en general.

FUSINA continúa con el desarrollo de esta y otras operaciones en apoyo al Instituto Nacional Penitenciario, teniendo como mística el trabajo conjunto y coordinado, respetando derechos y garantías constitucionales, con metas plenamente definidas y por sobre todo informando con transparencia cada uno de los resultados operativos obtenidos.