Una niña de un añito de edad murió ahogada en una piscina inflable en Siguatepeque este domingo.

La menor fue identificada como Dana Eislen Bustillo Aguilar quien disfrutaba de un chapuzón en una piscina inflable, cuando su madre la dejó sin supervisión un par de minutos.

Al volver la madre aún no identificada, encontró al angelito flotando y ya sin vida en la piscina atrás de su vivienda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here