Un niño de cinco años falleció ahogado en un balneario de Potrerillos, Cortés.

El nombre del menor correspondía a Josué Hernández y residía en Jutiapa, Atlántida.

El menor disfrutaba de un baño en el río Ulúa, pero esa felicidad terminó en tragedia para él como a sus padres tras el fallecimiento de pequeño.

Foto Radio América

FuenteRedacción
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here