Una pareja murió esta madrugada del viernes por asfixia luego de tener relaciones sexuales dentro de un vehículo frente a la gran Terminal de San Pedro Sula, al norte de Honduras.

Los nombres de los fallecidos son Manuel Mauricio Barahona de 30 años, quien brindaba servicio de seguridad en la Terminal y Gladys Yamileth Pérez, de 23 años, quien supuestamente pretendía viajar de “mojada” hacia los Estados Unidos.

Según información preliminar de la Policía, la mujer llegó a las 9:00 de la noche para abordar una unidad, donde conoció a Barahona, ambos coquetearon y platicaron.

Seguidamente, el hombre la invitó a que se subieran al vehículo turismo, gris, con placas PCC 2011, y la convenció para que tuvieran relaciones sexuales.

A las 4:20 de la mañana, la pareja fue encontrada muerta en el interior del automotor en una posición sexual.

Según técnicos forenses, la pareja murió asfixiada debido a las altas temperaturas en esa zona y el encierro complicó la situación.