Comayagua, Comayagua.  A raíz de una denuncia por el delito de actos de lujuria agravados interpuesta por familiares de una menor de 10 años, la Policía Nacional a través de la Dirección Policial de Investigaciones, DPI, capturó este viernes en la aldea Palmerola  #1, a un pastor de una iglesia evangélica como el responsable de ese ilícito.

Se trata de Orlando Rigoberto Rivera Torrez, de 60 años de edad, originario de Francisco Morazán y residente en el lugar de la detención, quien fue requerido en atención a una orden de captura emitida por el Juzgado de Letras de la Sección Judicial de Comayagua, en fecha 12 de septiembre del año en curso.

Según el expediente investigativo, el ahora detenido fue denunciado luego de que la víctima contara a sus progenitores que desde hacía unos cuatro años este la venía tocando en sus partes íntimas.

La DPI bajo el acompañamiento técnico jurídico del Ministerio Público remitirá a Rivera Torrez al Juzgado correspondiente para que respondan por el delito de actos de lujuria agravados del cual se le acusa.