Luego de un trabajo de investigación, seguimiento, ubicación y vigilancia la Policía Nacional a través del Departamento de Delitos Contra la Propiedad de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), capturaron a tres integrantes de una estructura criminal en posesión de armas y droga.

En la acción policial que se desarrolló en un sector de Comayagüela, se identificó a los ahora detenidos con el nombre de:

1- Gustavo Adolfo Rodríguez Sánchez, (24), conocido en el mundo criminal como “Chiricute”, tiene el rango de gatillero dentro de la estructura criminal, por lo que se le investiga por varios homicidios.

Se constató en su hoja de antecedentes policiales que ha sido detenido anteriormente por delitos de robo de vehículo, portación ilegal de arma y tráfico de drogas.

2- Josué Jonathan Hernández Caña, (21), conocido en el mundo criminal como “El Flaco”

3- Josué Neptaly Hernández Caña, (24), conocido en el mundo criminal como “El Español”

A ambos hermanos se les constató su hoja de antecedentes policiales y han sido detenidos anteriormente por los delitos de tráfico de drogas y escándalo en vía pública.

Al momento de la detención se decomisó la siguiente evidencia:

– Un arma de fuego tipo escopeta calibre 12 mm

– Un arma de fuego tipo pistola calibre 9 mm

– Una bolsa plástica color rosada conteniendo en su interior hierba seca supuesta marihuana con un peso aproximado de una libra

– Una bolsa plástica color verde conteniendo en su interior hierba seca supuesta marihuana con un peso aproximado de dos libras

– 62 envoltorios plásticos transparentes conteniendo polvo blanco supuesta droga cocaína

– 18 proyectiles sin percutir de diferente calibre

– 02 libretas donde se observa que llevan el control de la extorsión que realizan a negocios y transportistas.

Es de mencionar que a los detenidos se les viene investigando por qué supuestamente se dedican a realizar el cobro de extorsión y de trasladar y entregar la droga a los distribuidores minoritarios que la estructura criminal tiene ubicados en diferentes sectores de la ciudad capital.

La DPI bajo el acompañamiento técnico jurídico del Ministerio Público remitirá a los sospechosos a la Fiscalía de Turno del Ministerio Público por suponerlos responsables del delito portación ilegal de arma de uso comercial, asociación ilícita, posesión y tráfico de drogas.