Reducen en 16 por ciento los homicidios en primer trimestre del año, según datos de Sepol

47

Tegucigalpa. Una reducción de 17 por ciento en la incidencia de homicidios en Honduras se registró en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del 2017, según los datos preliminares generados por el Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol), de la Policía Nacional.

Esta reducción significa que 179 hondureños se salvaron de morir de forma violenta, gracias a las estrategias de prevención que se implementan por el Gobierno Central, mediante los órganos de seguridad.

Sepol.hn registró en los meses de enero, febrero y marzo, un total de 948 muertes violentas a nivel nacional; cifra menor en comparación con los 1,127 homicidios contabilizados en el mismo lapso del año pasado.

La incidencia se continúa registrando con mayor frecuencia en las ciudades densamente pobladas de Honduras como el Distrito Central (Francisco Morazán),  San Pedro Sula y Choloma, (Cortés), durante los fines de semana.

Los datos estadísticos son preliminares ya que a manera de transparentar los procesos, la Secretaría de Seguridad somete la información a una  validación por parte de otras instituciones como la Dirección General de Medicina Forense del Ministerio Público, el Registro Nacional de las Personas, Instituto Nacional de Estadística y Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de Honduras.

El director de Comunicación Estratégica de la Policía Nacional, Comisionado de Policía Jaír Meza Barahona, aseguró que “falta mucho por trabajar y seguir mejorando, pero estos resultados nos alientan de cara a un mejor futuro en materia de seguridad pública”.

“No nos confiaremos y por el contrario, seguiremos trabajando arduamente preparando a nuestro personal policial, para devolver la confianza y tranquilidad a la población”, agregó.

La contracción en la incidencia de homicidios en nuestro país fue reconocida de forma positiva por una organización no gubernamental en México, que resaltó como la estrategia de seguridad implementada permitió que Tegucigalpa y San Pedro Sula salieran del Rankin de las 25 ciudades más violentas del mundo.

En ese sentido el Sub Secretario de Seguridad, abogado Luis Suazo con firmeza aseguró “este no es el final, no hemos llegado al final, no bajaremos la guardia, seguiremos con grandes esfuerzos para garantizar una sana convivencia en Honduras”.

La tasa de homicidios por cada cien mil habitantes se redujo de 59 a 43.58  en el periodo 2017 y disminuyó a la mitad en los últimos 5 años, cuando se ubicó en más de 86 muertes violentas por cada cien mil habitantes, haciendo de Honduras en el año 2011 el país más violento del mundo.