Rescatan a seis personas mantenidas en cautiverio por banda criminal de narcotraficantes

244

Tegucigalpa. Francisco Morazán. En una acción sin precedentes y donde nunca antes había llegado la autoridad, el Ministerio Público a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO), la Unidad Contra la Trata de Personas del MP y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) mediante la Operación “Fénix” ingresaron a zonas selváticas de Iriona, Colón zona atlántica del país, donde se logró el rescate de seis personas que estaban en cautiverio por parte de la banda “Los Yanes” compuesta por varios hermanos y otras personas.

A la banda de “Los Yanes” se les vincula a los delitos de Almacenamiento de Armas, Robo de Ganado, Lavado de Activos, Trata de Personas, Secuestro, Asociación Ilícita y Homicidios, delitos que han cometido en los sectores de Amarillo, Las Palmas Arriba y Sico, pertenecientes al municipio de Iriona, Colón.

Por lo agreste y lejano del lugar fue necesario el apoyo y acompañamiento de la Fuerza Naval de Honduras utilizando pipantes y lanchas para el traslado de los agentes, Fuerza Área de Honduras con dos helicópteros y de la Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial (TIGRES).

De acuerdo a la investigación de agentes del Departamento Contra el Crimen Organizado de la ATIC los miembros de esta banda criminal trabajaron para el señor Sergio Neftalí Mejía Duarte condenado en Estados Unidos por Narcotráfico, pero luego de su extradición las acciones ilícitas de “Los Yanes” se vieron afectadas y en la actualidad se dedicaban a conseguir logística para un presunto narcotraficante de La Mosquitia, para el ingreso de droga al país para luego ser trasladada al país del norte.

Esta estructura criminal según la información posee armas almacenadas que presuntamente fueron robadas de la Base Naval de Puerto Castilla en Trujillo, Colón.

En la Operación “Fénix” además en coordinación con la Unidad Contra la Trata de Personas del MP y de Agentes de la Unidad Contra la Trata de la ATIC se rescataron a cinco hombres y una mujer víctimas del delito de Trata de Personas en su modalidad de Servidumbre.
Esto debido a que la investigación detalló que han forzado a varias menores de edad y mujeres a realizar labores domésticas y sexuales, incluso algunas menores están en estado de embarazo al ser abusadas por los cabecillas y otros miembros de esta banda que mantienen prácticamente en cautiverio a las ofendidas y también a hombres a quienes llevan engañados ofreciéndoles trabajo remunerado pero una vez en la zona son obligados a trabajar sin pago alguno y con solo dos tiempos de comida.

En sus declaraciones tanto hombres como mujeres rescatados mencionan que tienen hasta dos años de estar en la zona sin saber de sus familias y sometidos a trato crueles e inhumanos por parte de esta estructura criminal.