5 mitos sobre las pastillas anticonceptivas que no sabías

Son millones de mujeres las que toman las pastillas anticonceptivas en nuestra sociedad y por muchos motivos diferentes. La gran mayoría de mujeres las toman para no quedarse embarazadas aunque mantengan relaciones sexuales sin protección, pero muchas de ellas también lo hacen por diferentes problemas de salud y por eso el médico les recomienda tomarlas. En cualquier caso, es importante conocer algunos mitos que existen sobre las pastillas anticonceptivas y que sepas qué es real de lo que no lo es.
Mitos sobre las pastillas anticonceptivas que debes dejar de creer

1. La pastilla hace que aumentes de peso

Los estudios han demostrado que el aumento de peso asociado con los anticonceptivos hormonales está vinculado en gran medida a la retención de agua y no a la grasa. Este problema se resuelve generalmente cuando pasan unos meses desde que se inicia la toma de las pastillas, es decir, cuando el cuerpo se ha adaptado a ellas. Si estás preocupada por aumentar de peso, habla con tu médico, ya que algunas pastillas tienen riesgos más altos que otras en cuanto a retener líquidos.

De todos modos, si sigues una buena dieta y hacer ejercicio regularmente, no importa que estés tomando las pastillas anticonceptivas porque no notarás que tu báscula marque demasiados kilos de más. E incluso, quizá no subas nada de peso. Tus hábitos son más importantes que las pastillas.

2. Los anticonceptivos hormonales causan depresión y ansiedad

Las hormonas sintéticas pueden causar desequilibrios hormonales leves en el cuerpo, esto es una realidad. En algunos casos, esto puede causar depresión y ansiedad debido al efecto sobre otras hormonas que te ayudan a sentirte bien como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina. La buena noticia es que esto no sucede a todo el mundo y es principalmente una preocupación para aquellas mujeres que ya tienen una predisposición a los desequilibrios del estado de ánimo.

Si tienes un historial de depresión y ansiedad, es necesario que hables con tu médico antes de empezar a tomar las pastillas anticonceptivas. O si estás decida a tomarlas, entonces tu médico deberá valorar cuáles serían las mejores opciones para teniendo en cuenta tus antecedentes de trastornos del estado de ánimo.

3. No te puede quedar embarazada durante la lactancia (aunque no tomes pastillas anticonceptivas)

Esto no es cierto en absoluto. Es perfectamente posible quedarse embarazada aunque no tengas la regla a causa de que estés amamantando a tu bebé. Aunque es cierto que en la lactancia exclusiva se pueden suprimir gran parte de las hormonas de la glándula pituitaria que te hace ovular, no es un método anticonceptivo fiable.

Mientras amamantas a tu bebé no puedes tomar las pastillas anticonceptivas, así que aunque no tengas la regla lo ideal es practicar sexo con otros métodos anticonceptivos de barrera, como por ejemplo, el preservativo.

4. Si te saltas la pastilla anticonceptiva durante unos días puedes tener sexo sin protección porque no pasa nada

Esto no es cierto. Si no quieres quedarte embarazada es importante que no te saltes la píldora anticonceptiva más de un día. La falta de la toma de las pastillas anticonceptivas más de un día puede que entres en riesgo de quedarte embarazada. Aunque también dependerá de la sensibilidad de tu cuerpo. Es importante que te tomes la pastilla a la misma hora todos los días para aumentar su tasa de efectividad.

5. El cuerpo necesita un descanso en la toma de pastillas anticonceptivas

La única vez que puedes dejar de tomar las pastillas anticonceptivas es cuando quieras tener un bebé, aparte de esto, puedes tomar las pastillas anticonceptivas todo el tiempo que quieras, siempre y cuando no existan contraindicaciones que puedan afectarte o que tu médico te diga lo contario por el motivo que sea.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here