Contaminación Atmosférica Aumenta Riesgo De Diabetes y Obesidad

Aquellos que están tratando de ponerse en forma y bajar de peso, deben considerar su entorno. Un nuevo estudio sugiere que estar expuesto a la contaminación atmosférica aumenta el riesgo de la obesidad y la diabetes.

Contaminación del aire de Beijing
El aire en Beijing y el resto del país ha sido preocupación de salud en todo el mundo en los últimos años. De hecho, el país emitió dos alertas rojas debido a la contaminación del aire. El 30 de noviembre, el aire en la zona contenía 40 veces el límite mortal de partículas PM 2.5 que es recomendado por la Organización Mundial de la Salud. La exposición a largo plazo a estas partículas puede causar daño a los pulmones y enfermedades respiratorias.

Importante :  A su hijo le diagnosticaron diabetes y no les creyeron a los médicos por su religión: fueron sentenciados por homicidio

Aire contaminado causas disfunción metabólica
Un nuevo estudio de la Universidad de Duke expuso a ratas de laboratorio embarazadas y sus hijos al aire en dos cámaras. Un grupo fue expuesto al aire contaminado de Beijing mientras que el otro grupo aspiró aire filtrado, donde las partículas más contaminantes ya se habían eliminado.

Después de sólo 19 días, los pulmones y el hígado de las ratas embarazadas expuestas al aire de Beijing mostraron signos de inflamación del tejido y eran más pesados. Los investigadores descubrieron que el grupo también aumentó su nivel de colesterol malo un 50 por ciento, sus triglicéridos un 46 por ciento y su colesterol total un 97 por ciento, lo que aumenta el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes.

Importante :  Implantan el primer páncreas artificial a un niño de cuatro años

Los mismos resultados se observaron en las crías de las ratas que se mantuvieron en las mismas cámaras con sus madres. Sin embargo, el estudio llegó a la conclusión de que se necesita una larga exposición para ver resultados pronunciados. Y se necesita una exposición a largo plazo para generar una disfunción metabólica e inflamación continua.

Las ratas macho que respiraron el aire contaminado durante ocho semanas fueron un 18 por ciento más pesados que sus contrapartes que respiraron el aire filtrado. Mientras que las ratas hembra también fueron un 10 por ciento más pesadas después del estudio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here