Costa Rica y Uruguay son los países con más éxito en control del cáncer en América Latina

Solo dos países de América Latina (Uruguay y Costa Rica) son exitosos en el control del cáncer y tienen resultados similares a los de naciones desarrolladas. Otros enfrentan retos, como falta de médicos, infraestructura clínica y acceso a fármacos, que explican el incremento de casos y muertes por esta causa.

De ocupar el cuarto sitio en la tabla de mortalidad en siete naciones en los años 90, en la actualidad los tumores malignos subieron al segundo lugar en 11 países de la región. Se prevé que en las siguientes dos décadas, como resultado del crecimiento y envejecimiento poblacional, el número de decesos se duplique, advierte la investigación Control del cáncer, acceso y desigualdad en América Latina.

De la situación en México, el informe destaca la carencia de un plan nacional contra la enfermedad. Lo anterior, a pesar de que desde hace varios años se diseñó el primer proyecto en el Instituto Nacional de Cancerología. La versión más reciente es de octubre de 2015, y desde entonces está pendiente su aprobación y puesta en marcha.

Es el único país en la región que tiene cifras de mortalidad puntuales, y aunque en prevención y detección salió con una evaluación favorable por la política de impuestos al consumo de refrescos y sus programas de detección de los tumores de mama y cérvico uterino, el estudio también observó que las mastografías se realizan sólo a 22 por ciento de las mujeres en riesgo de desarrollar la enfermedad.

En cuanto a los recursos económicos asignados al control de ese padecimiento, la investigación resalta que en México equivale a 3.3 por ciento del presupuesto en salud, lo que se ubica por debajo de los países estudiados (4.6 por ciento) y de lo que invierten los desarrollados (7.42 por ciento).

Los resultados de la investigación, editada por la Unidad de Inteligencia de The Economist, se presentaron durante el Seminario de Salud organizado por el laboratorio farmacéutico Roche. En el trabajo participó una veintena de expertos de los lugares estudiados; señala que los gobiernos no han tenido la voluntad política de atender el problema que representa el cáncer, ni han destinado el dinero necesario para cubrir las carencias.

En el aumento de los casos de tumores malignos también influye la tendencia a la alza del sobrepeso y la obesidad, pues esta condición se asocia con el desarrollo de 12 tipos de tumores malignos.

Debido a las diferencias entre los sistemas de salud, el reporte señala que en América Latina, el control del cáncer es una tierra de luces y sombras por los avances en ciertas áreas y las severas deficiencias en otras. Entre las primeras, menciona la cobertura alcanzada con la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para la prevención del cáncer cérvico uterino, la existencia de leyes para el control del tabaquismo y de estrategias para ampliar la cobertura de servicios de salud.

Del otro lado están situaciones como la obesidad, los obstáculos que enfrentan las personas en zonas rurales para tener acceso a la atención médica especializada y gran falta de cuidados paliativos para los pacientes, indica el estudio.

El trabajo encontró que de 12 países, la mitad tiene un plan nacional contra la enfermedad, pero de éstos, una tercera parte no está actualizado y sólo la mitad contiene algún planteamiento para abatir la desigualdad.

La falta de información sobre los casos de tumores malignos es otro problema. La tercera parte de los países tienen un registro nacional, pero únicamente en Costa Rica y Uruguay los datos que contienen cumplen con criterios de calidad en incidencia y mortalidad.

En cuanto a la infraestructura disponible para radioterapia. únicamente Chile y Uruguay tienen suficientes para tratar a todos los pacientes. La cobertura es, en promedio, de 74 por ciento, mientras la mayoría de las naciones (83 por ciento) no tienen suficientes especialistas en radioncología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here