Dolor de cabeza por las mañanas ¿por qué?

Deme usted algo para el dolor de cabeza. ¡Lo más fuerte que tenga, por favor!”. No hay día en el que no escuche esta frase al otro lado del mostrador. Y no una, sino varias veces. Se trata de algo lógico si tenemos en cuenta que el 80 % de las españolas afirman haber padecido dolor de cabeza en alguna ocasión a lo largo de su vida. Es un problema más frecuente en mujeres que en hombres (esa suerte tienen ellos) y el pico de incidencia está en torno a los 40 años.

La buena noticia es que, por lo general, las cefaleas son una dolencia benigna. La mala, que a pesar de su carácter benigno no dejan de ser algo terriblemente molesto. El dolor de cabeza es como esa mosca que consigue colarse dentro de nuestro coche: sabemos que no va hacernos daño, no nos preocupa en exceso, pero nos incomoda y no podemos continuar tranquilamente con nuestra actividad hasta conseguir que se marche.

Si tenemos en cuenta que la mayoría de las cefaleas ocurren entre los 25 y los 55 años, es decir, durante la etapa laboral, nos encontramos ante una cuestión que no solo afecta a la salud, sino al bolsillo: en Europa se dedican unos 173 millones de euros al año a cubrir los gastos originados por el absentismo laboral y los tratamientos médicos debidos al dolor de cabeza.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here