Enfermedad por el virus de Zika: preguntas y respuestas

¿Dónde está presente el virus de Zika?

El virus de Zika está presente en zonas tropicales con alta densidad de mosquitos. Se sabe que circula por África, las Américas, Asia meridional y el Pacífico occidental.

El virus de Zika se descubrió en 1947, pero durante muchos años solo se detectaron casos humanos esporádicos de la enfermedad en África y Asia meridional. En 2007 se declaró en el Pacífico el primer brote documentado de enfermedad por el virus de Zika. Desde 2013, se han notificado casos y brotes de la enfermedad en el Pacífico occidental, las Américas y África. Dada la ampliación de los hábitats en que los mosquitos pueden vivir y reproducirse a causa de la urbanización y la mundialización, podrían producirse importantes epidemias urbanas de la enfermedad por el virus de Zika en todo el planeta.

¿Cómo se contagia el virus de Zika?

El virus se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado del género Aedes, el mismo que transmite el dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad por el virus de Zika?

Por lo general el virus de Zika provoca una infección leve cuyos síntomas se manifiestan unos días después de la picadura de un mosquito infectado. La mayoría de las personas afectadas presentarán una fiebre leve y una erupción cutánea, síntomas que en algunos casos pueden ir acompañados de conjuntivitis, dolores musculares y articulares, y cansancio.

¿Cuáles son las posibles complicaciones del virus de Zika?

Puesto que no hay registros de brotes importantes provocados por el virus de Zika antes de 2007, se sabe muy poco de las complicaciones de la enfermedad.

Durante el primer brote de la enfermedad por el virus de Zika en 2013-2014 en la Polinesia Francesa, que coincidió además con un brote de dengue, las autoridades sanitarias nacionales notificaron un aumento inusual del síndrome de Guillain-Barré. Siguen en marcha investigaciones retrospectivas sobre este efecto, en particular la implicación potencial del virus de Zika y otros factores posibles. En 2015, en el contexto del primer brote de la enfermedad por el virus de Zika en el Brasil, se observó también un aumento de casos del síndrome de Guillain-Barré.

En 2015, las autoridades sanitarias locales del Brasil observaron también un aumento en el número de recién nacidos con microcefalia coincidiendo con un brote de la enfermedad por el virus de Zika. Las autoridades y organismos sanitarios investigan la posible conexión entre la microcefalia y el virus de Zika, además de otras causas posibles. Sin embargo, para poder entender mejor el posible vínculo es necesario llevar a cabo más investigaciones.

¿Deberían preocuparse por el virus de Zika las embarazadas?

Las autoridades sanitarias investigan el posible vínculo entre el virus de Zika en las embarazadas y la microcefalia en sus hijos. Mientras no se tenga más información, las mujeres embarazadas o que tengan previsto quedarse embarazadas deberían extremar las precauciones para protegerse de las picaduras.

Si está usted embarazada y sospecha que puede tener la enfermedad por el virus de Zika, consulte a su médico para que realice un seguimiento estrecho durante su embarazo.

¿Qué es la microcefalia?

La microcefalia es una anomalía rara de algunos recién nacidos cuya cabeza tiene un tamaño inferior al normal. Esto se debe al desarrollo anómalo del cerebro del feto en el útero o durante la infancia. Los lactantes y los niños con microcefalia tienen con frecuencia dificultades con el desarrollo del cerebro a medida que crecen.

La microcefalia puede deberse a diversos factores ambientales y genéticos como el síndrome de Down, la exposición a drogas, alcohol y otras toxinas en el útero, y la infección de rubéola durante el embarazo.

¿Cómo se trata la enfermedad por el virus de Zika?

Los síntomas de la enfermedad por el virus de Zika pueden tratarse con medicamentos comunes contra el dolor y la fiebre, descanso y mucha agua. Si los síntomas se agravan, debe solicitarse asesoramiento médico. Actualmente no hay cura ni vacuna para la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad por el virus de Zika?

En la mayoría de los casos, el diagnóstico se basa en los síntomas de los enfermos y en su historial reciente (por ejemplo, si han sufrido picaduras de mosquitos o han viajado a una zona en la que se sabe que el virus de Zika está presente). El diagnóstico puede confirmarse en un laboratorio mediante análisis de sangre.

¿Qué puedo hacer para protegerme?

La mejor protección contra el virus de Zika es evitar las picaduras de los mosquitos, lo que protege además de otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla.

Para evitar las picaduras conviene utilizar repelentes de insectos, ponerse ropa (preferiblemente de colores claros) que cubra al máximo el cuerpo, utilizar barreras físicas (pantallas protectoras, puertas y ventanas cerradas), y dormir con mosquiteros. Es también importante vaciar, limpiar o cubrir los contenedores que puedan acumular agua, como cubos, macetas o neumáticos, para eliminar los posibles criaderos de los mosquitos.

¿Conviene evitar viajar a las zonas afectadas por el virus de Zika?

Los viajeros deben procurar informarse sobre el virus de Zika y sobre otras enfermedades transmitidas por mosquitos y consultar a las autoridades sanitarias o las encargadas de los viajes si están preocupados.

Para protegerse de la enfermedad por el virus de Zika y de otras enfermedades transmitidas por mosquitos, deben evitarse las picaduras tomando las precauciones descritas anteriormente. Las mujeres embarazadas o que tengan previsto un embarazo deben seguir este consejo, y pueden también consultar a las autoridades sanitarias de su localidad si van a viajar a una zona con un brote activo de la enfermedad por el virus de Zika.

De acuerdo con los datos disponibles, la OMS no recomienda restricciones a los viajes o al comercio en relación con la enfermedad por el virus de Zika. Como medida de precaución, puede que algunos gobiernos publiquen recomendaciones de salud pública y de viajes a sus poblaciones, con arreglo a las evaluaciones que hayan efectuado sobre los datos disponibles y los factores locales de riesgo.

¿Qué medidas está adoptando la OMS?

Con el fin de ayudar a los países a prepararse para la enfermedad y combatirla, la OMS colabora con los ministerios de salud para fortalecer la capacidad de laboratorio en la detección del virus, ofreciendo recomendaciones de atención clínica y seguimiento de los pacientes infectados (en colaboración con las asociaciones profesionales nacionales y los expertos), y alentando el seguimiento y la notificación de la propagación del virus y la aparición de complicaciones.

Asimismo, la OMS se coordina con los países que han notificado brotes de la enfermedad por el virus de Zika y con otros asociados para investigar la posible relación entre el virus de Zika y la microcefalia y otras cuestiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here