Los alimentos que te ayudan a dormir mejor

1

Somos lo que comemos: nuestra alimentación ayuda a nuestro cuerpo a realizar mejor, o peor, sus funciones. Por eso si tenés problemas para conciliar el sueño, una buena idea sería revisar tu alimentación e incluir alguno de estas comidas que ayudan a dormir mejor.

Nueces

Las nueces son una gran fuente de triptófano, un aminoácido que ayuda a crear serotonina y melatonina, las hormonas que controlan los ciclos de sueño. Incluso unos investigadores de la Universidad de Texas descubrieron que las nueces contiene su propia fuente de melatonina.

Almendras

Las almendras son ricas en magnesio, un mineral necesario para dormir mejor. Un estudio publicado en una revista especializada en medicina ortomolecular descubrió que cuando los niveles de magnesio están bajos en el cuerpo, es mucho más difícil dormir.

Queso

El mito de que un vaso de leche tibia te da sueño es real. Pero la verdad es que cualquier lácteo logra esa función. El calcio ayuda al cerebro a usar el triptófano que se encuentra en la leche para crear la melatonina. Además el calcio ayuda a regular el movimiento de los músculos.

Lechuga

Una ensalada para la cena podría agilizar tu sueño ya que la lechuga tiene lactucina, una sustancia relajante que afecta al cerebro de manera similar al opio.

Atún

Los pescados como el atún y el salmón son altos en vitamina B6, una sustancia que el cuerpo necesita para crear melatonina y serotonina. Otras comidas altas en esta vitamina son el ajo crudo y el pistacho.

Arroz

El arroz tiene un alto índice glucémico, por lo que comerlo podría darte sueño según un estudio australiano

Cereales

Un bol de tus cereales favoritos podría ser la mejor forma de terminar el día, según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos. El snack combina dos componentes importantes para conciliar el sueño: carbohidratos y calcio.

Té de manzanilla con miel

De acuerdo a los investigadores, tomar té está asociado al incremento de glicina, un químico que relaja los nervios y los músculos y actúa como un sedativo suave. El azúcar natural que está en la miel eleva levemente la insulina y permite que el triptófano entre más fácil al cerebro, de acuerdo a la nutricionista Lindsey Duncan en DrOz.com. Una combinación perfecta.

 

Garbanzos

Los garbanzos también son grandes fuentes de triptófano, ¿qué mejor que comerlos triturados con un poco de aceite y limón?