Seis cosas que no debes hacer con una infección urinaria

Si alguna vez has tenido una infección urinaria, sabes que duelen y arden como el diablo. Y considerando que 1 de cada 5 mujeres tiene una alguna vez en su vida, es posible que ya lo hayas vivido… o lo estés haciendo.

Una infección urinaria ocurre cuando la bacteria se mete a la vejiga a través de la uretra (de donde viene la orina) y se multiplica, causando que el tejido urinario se inflame. Esto provoca síntomas como: ganas frecuentes de orinar, ardor al orinar, dolor pélvico y más.

Es por eso que es muy importante evitar ciertas actividades para darle tiempo a tu cuerpo de desintoxicarse de la bacteria y mejorar la inflamación.

Acude de inmediato al doctor

Los síntomas de una infección urinaria son horribles, y tratarlos por tu cuenta sólo le da tiempo a la infección de expandirse. Entre más retrases la atención médica, más riesgo tienes de desarrollar un problema médico más grave.

Si esperas mucho tiempo sin tratamiento, la infección podría pasar de una infección urinaria (que puede tratarse con 3 días de antibióticos), a una infección en los riñones que requerirá varios días de antibióticos intravenosos.

No dejar de tomar tus antibióticos

Cuando tu doctor te diga que tomes tus antibióticos por 7 a 10 días, no está pensando en números al azar. Varios estudios son realizados para determinar exactamente la cantidad de antibióticos requerida para eliminar completamente la infección. Es por eso que, aunque ya te sientas como nueva después de 2 o 3 días, debes terminar tu tratamiento. Si lo finalizas antes de tiempo, sólo mejorarás las defensas de la bacteria y podrías terminar con algo más grave.

Las bacterias sobrevivientes que han sido expuestas a los antibióticos, podrían evolucionar para volverse más resistentes. Eso quiere decir que éstas ya no responderán al tratamiento, y ahora te costará más tiempo y esfuerzo deshacerte de la infección por completo.

Tomar más agua

Yo sé que lo único que no quieres hacer es ir al baño una y otra y otra vez, pero el agua es tu mejor herramienta para deshacerte de la bacteria lo más rápido posible.

El agua es esencial para el cuerpo humano; si estás deshidratada, las bacterias se reproducirán en tu vejiga. Si estás bien hidratada, irás al baño regularmente y el agua limpiará las paredes del tracto urinario.

Si no tomas suficiente agua, también evitas que el medicamento llegue a donde tiene que llegar y estos antibióticos deben tener buena penetración en los riñones y vejiga.
Tomar agua algo que agrave los síntomas

Sólo porque te estoy recomendando tomar agua, no quiere decir que debas tomar cualquier tipo de bebida. Evita alimentos y bebidas que lastimen la vejiga, tales como el café, alcohol, refresco, bebidas ácidas, alimentos picosos y endulzantes artificiales.

Con eso dicho, trata de seguir bien la dieta que te recomendaron. Exponerte a ese tipo de irritantes con una infección urinaria te pone en gran riesgo, como ponerle sal a la herida.
Aguantarte las ganas de orinar

Correr al baño cada cinco minutos no es, ni divertido, ni conveniente, especialmente si tienes que ir a un baño público. Pero si tienes ganas de ir al baño, aguantarte las ganas podría afectar el tracto urinario. Tal vez no lo sepas, pero aguantarte las ganas también retiene a los gérmenes que flotan en la vejiga, una mala decisión, especialmente si te estás recuperando.
Tener relaciones sexuales

Hablando de sexo, hacerlo con una infección urinaria no será la mejor decisión de tu vida. La mayoría de las mujeres evitan realizar actividades sexuales porque es muy incómodo. Teóricamente la penetración puede empujar la bacteria de la vagina hacia la vejiga, causando una infección. Lo mejor sería que evitaras estar en un “mood” sexy para permitir que la inflamación baje. Al menos por una semana… no es mucho.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here