Starbucks deberá advertir del riesgo de cáncer en los cafés que venda en California

Starbucks y otras cadenas de cafeterías deberán incluir una advertencia sobre el riesgo de cáncer en los cafés que vendan en el estado de California. Así lo ha dictaminado un juez, que incluye en la sentencia a fabricantes y distribuidores de café. De no hacerlo, estas compañías podrían enfrentase a multas millonarias.

Fue en 2010 cuando el Consejo para la Educación e Investigación sobre Tóxicos demandó a Sturbucks y otras compañías por no avisar a los consumidores de que sus productos contienen sustancias químicas que pueden provocar cáncer. En concreto, el café que estas empresas venden contiene altos niveles de acrilamida, un químico tóxico y cancerígeno que aparece cuando se tuesta el café.

Importante :  SECCIÓN SALUD: Qué tan peligroso es no lavarse las manos tras ir al baño

De hecho, la acrilamida está clasificada como cancerígena en la ley de California, por lo que se aprobó hace varios años la conocida como Propuesta 65, una normativa que obliga a todas las empresas a avisar a los consumidores de la presencia de estas sustancias y de que pueden causar cáncer. Si bien Sturbucks informa en carteles, debe hacerlo en los vasos de café y en otros productos que contengan esta sustancia; algo que a día de hoy no hace.

Indemnizaciones millonarias

La decisión se ha tomado después de que ni Starbucks ni otras 90 empresas hayan presentado pruebas de que la presencia de acrilamida en sus cafés no supone un riesgo importante para la salud. De hecho, los demandantes han presentado decenas de informes que la justicia de California ha dado por válidos aunque varios científicos ya han advertido de que no hay evidencia de que la acrilamida aumente el riesgo de cáncer. La próxima fecha clave será el 10 de abril, ya que hasta ese día estas empresas pueden presentar recursos.

Importante :  Científicos descubren proteínas que podrán erradicar diferentes tipos de cáncer

Por el momento, Starbucks ha evitado referirse a esta sentencia y ha remitido un escueto comunicado en el que se hacen eco de las afirmaciones de la Asociación Nacional de Café que apuntan que “puede ser parte de un estilo de vida saludable”.

Si una vez presentados estos recursos el juez los rechaza y no cumplen con la exigencia, podrían tener que hacer frente a multas millonarias. Tanto es así que los demandantes piden indemnizaciones por valor de 2.500 dólares por cada una de las personas que han estado expuestas a la acrilamida desde 2002 hasta 2010.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here