California aprobó la ley de privacidad online más estricta de todo EEUU

450

A partir de 2020, los californianos tendrán el derecho de saber qué saben gigantes como Facebook y Google sobre ellos. También podrán hacer que estas compañías dejen de compartir o vender sus datos y, de ser necesario, demandarlas en caso de filtraciones de información ocasionadas por fallas a la hora de protegerla de forma adecuada.

Una ley firmada por el gobernador Jerry Brown ayer jueves le dará a los residentes de California mayores derechos sobre su privacidad online, parte de una iniciativa que expertos aseguran comenzará a verse reflejada por medio de leyes similares en otros estados el país del norte y, tiempo más tarde, en el resto del mundo.

Presentado la semana pasada, el proyecto fue empujado a convertirse en ley en el estado que suele marcar el rumbo a nivel nacional en lo que respecta a tendencias políticas. Su aprobación representa un símbolo del masivo descontento a nivel mundial fruto de la recolección indebida de información personal que suele terminar en las manos equivocadas.

El escándalo protagonizado por Facebook y Cambridge Analytica, con la filtración de datos de 87 millones de usuarios de la red social, se convirtió en el ejemplo máximo de lo que no se puede permitir que vuelva a suceder.

Lo más llamativo del anuncio es que la ley que acaba de ser aprobada, convertida en la más estricta en los EEUU dentro de su área de influencia, nació gracias a la determinación de un “ciudadano común” que se dispuso a poner a la industria tecnológica de rodillas.

Tras generar una verdadera fortuna mediante operaciones de real estate en la codiciada área de Bay Area, cerca de la ciudad de San Francisco, Alastair Mactaggart se convirtió en un prominente donante político, con el objetivo de alentar mayores restricciones en lo que respecta a la privacidad online, todo producto de una reveladora conversación con un ingeniero de Google.