Cómo reducir el riesgo a descargar malware mientras navegas en Internet

diferencias entre todos los tipos de malware que existen: spyware, que sirve para espiar al usuario; adware, que integra publicidad de forma invasiva; virus, el nombre genérico que le damos a cualquier software malicioso que entra en el ordenador; y gusano, que se reproduce a si mismo y que funciona como método de transporte de información.

Todos estos son malware y todos son programas maliciosos, hacen más o menos daño al usuario de formas diferentes y cualquiera puede invadir tu PC mientras navegas en Internet cuando descargues un archivo o abras un correo electrónico sin percatarte, y esta facilidad de ingreso los hace bastante peligrosos. Sin embargo, tomando ciertas precauciones, se pueden evitar.

¿Cuál es la fuente del archivo que descargaste?
En ocasiones queremos descargar un software y no nos damos cuenta que hemos hecho clic sobre un enlace que no era el correcto. Para evitar esto, la regla número uno es bajar el programa desde la fuente original. Por ejemplo, digamos que quieres descargar la última versión de Mozilla Firefox. En este caso, puedes hacer una búsqueda en Google y revisar cuáles son los resultados obtenidos. Lo más probable es que aparezcan anuncios publicitarios, la web oficial de Mozilla y algunos otros sitios con repositorios de descargas. Lo mejor es ir a la web oficial, que sería la de Mozilla.org porque es la empresa que maneja Firefox.

Identificar la página oficial no es fácil todo el tiempo, especialmente cuando se trata de un programa menos conocido que Firefox. Aquí es cuando hay que revisar con más cuidado los sitios que aparecen en los resultados, revisar toda la web, mirar qué dicen en sus redes sociales oficiales (si las tienen), o revisar el whois del dominio. Esto tomará más tiempo pero valdrá la pena a la larga para evitar ser infectado por algún malware peligroso. Evita en lo posible descargar aplicaciones desde páginas donde se ofrece de todo “gratis” y donde listan montones de programas y ves publicidad en exceso, nunca son buenas noticias.

Revisa con un antivirus online
Todos los archivos ejecutables que descargues pueden ser revisados usando un antivirus que tenga la base de datos actualizada. Esto lo puedes hacer en línea, sin tener que instalar nada primero, ni la aplicación ni el antivirus. Busca el enlace directo al archivo que quieres descargar y pégalo en VirusTotal. Este sitio usa las bases de datos de más de 50 antivirus, y es bastante eficiente.

Averigua qué páginas web son confiables
Otra buena opción es tener una extensión del navegador que te diga cuándo una web es confiable y cuándo no. La mejor manera de averiguar esto es con Web of Trust (WOT), una extensión para Chrome que te muestra la reputación de un sitio a través de calificaciones basadas en los colores de un semáforo: si es verde, es completamente confiable, amarilla significa proceda con cuidado y roja quiere decir que debe evitarse por completo.

Sé precavido

Si tienes actualizaciones que instalar en tu ordenador, hazlo tan pronto como sea posible. Usualmente son para eliminar vulnerabilidades y mantenerlo seguro.

Usa un antivirus, especialmente si piensas que podrías “contagiarte” con malware fácilmente. De esta manera, cada vez que descargues algo, el programa te indicará si es un archivo confiable o no.

Utiliza mayor seguridad en el navegador con extensiones como HTTPS everywhere.

No abras correos electrónicos de remitentes desconocidos o que ofrecen cosas gratuitas os sospechosas, mucho menos descargues los adjuntos que envían o hagas clics en los enlaces que contienen.

Imagen de portada: Shutterstock / ra2studio
Fuente : http://blogthinkbig.com/reducir-riesgo-descargar-malware-navegas-internet/

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here