Uber quiere conquistar los cielos a pesar de los cuestionamientos

90

Las calles congestionadas son un problema de las grandes ciudades al que muchos le buscan solución sin encontrarla. Sin embargo, hay quienes desean retirarse del terreno para conquistar nuevos. Este es el caso de Uber que empezó desarrollos para un taxi aéreo. Si está complicado en la tierra, habrá que ir al cielo.

Para esto se asoció a Bell Helicopter, la primera compañía de helicópteros en exhibir su concepto de un taxi aéreo, para continuar con las investigaciones y desarrollos. Si bien aún no hay fecha de lanzamiento, ya se adelantó una agenda de trabajo en la que contemplan algunos de los inconvenientes posibles que señalan sus detractores.

Uno de ellos es cómo realizar el despegue y la necesidad de espacio para realizarlo, algo que ya adelantaron se efectuará de modo vertical. El segundo cuestionamiento al que se enfrentan es la contaminación sonora que podrían ocasionar, por lo que Bell ya inició las investigaciones para un motor lo más silencioso posible.

Finalmente, pero no menos importante, los posibles accidentes como choques o fallan en el aire que ocasionaría un verdadero desastre. También en esto están pensando y anunciaron que trabajan en un sistema de “fallas múltiples”, de modo que ante el error de uno de los taxis aéreos otros pueden activarse para evitar que ocurra lo peor.

Los cuestionamientos son muchos, pero la idea de conquistar los aires y trasladarse en cuestión de minutos de una punta de la ciudad a otra, es bastante tentadora para que Uber la deje pasar.