Uruguay inaugura la primera carretera ‘eléctrica’ de América Latina

73

El Gobierno uruguayo inauguró el primer tramo de una carretera ‘eléctrica’, que cuando sea completada unirá las ciudades de Colonia, sobre el Río de la Plata, hasta Punta del Este, en el océano Atlántico.

Se trata del primer trayecto vial de estas características en América Latina y se prevé que se extienda pronto hasta Chuy, en la frontera con Brasil.

La obra consistió en la instalación de seis centros de recarga llamados Sistemas de Alimentación de Vehículos Eléctricos (SAVE), ubicados cada 60 kilómetros a lo largo del recorrido. El objetivo es, para 2019, tener 48 estaciones más en todo el país para conformar un sistema de recarga nacional.

El titular de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas​ (UTE), Gonzalo Casaravilla, y la presidenta de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP), Marta Jara, participaron de la inauguración que implicó ir por toda la carretera realizando pequeños actos en cada SAVE junto a los alcaldes locales.

“Ya tenemos puntos de recarga en estaciones ANCAP de Colonia del Sacramento, Rosario, en el kilómetro 66 de la ruta 1, en el LATU, en el aeropuerto de Carrasco, San Luis (Canelones), Maldonado, en Punta del Este y al finalizar el verano llegará al Chuy”, apuntó el presidente de UTE citado por el portal uruguayo La Red 21. Además, detalló que la instalación de cada SAVE cuesta entre 4.000 y 5.000 dólares.

El director del proyecto de Redes Inteligentes de UTE, Eduardo Bergerie, explicó a El Observador el motivo por el cual decidieron realizar esta primera etapa a lo largo de la costa. “Pensamos que debíamos empezar por este tramo para contribuir con la imagen país”, sostuvo. Y añadió que se trata de “la zona turística por excelencia”, por lo que les pareció “lo más lógico empezar por aquí”.

Cabe destacar que la carga de un vehículo eléctrico no demora unos minutos como los que funcionan a gasolina. Por ejemplo, una batería de 22 KW necesita una hora para recargarse por completo. En ese sentido, las autoridades han enfatizado la importancia de desarrollar un “cambio cultural” y están evaluando mejorar las instalaciones de los SAVE para aumentar las comodidades de los clientes.