“LIBRE y PINU que se repartan los 52 millones de lempiras de la deuda política”, Nasralla

11

“La Alianza, entre los Partidos Libertad y Refundación (LIBRE) y Unificación Democratica (PINU), ya no existe, yo, ya soy el Presidente de Honduras”, exclamó Salvador Nasralla, en su ya acostumbrada intervención que deja boquiabierto al pueblo hondureño.

“Que se repartan la deuda politica que supera los 52 millones de lempiras, entre los dos ese será el legado que les dejaré, ya que sin mi figura jamás lo hubiesen logrado dijo el candidato de la Alianza, al tiempo que señaló que sin la explotación de su popularidad el PINU, ya no existiera como partido y Libre, no sería más que una organización política de maletín”.

“Voy a gobernar s0lo, y nombraré a los mejores hombres y mujeres para sacar a Honduras, adelante, lo que significa qué tal vez y recalcó tal vez logre acomodar a uno que otro miembro de los partidos de la Alianza, figura con la que logré ser el presidente, pero que desaparece ipso facto al lograr el objetivo deseado, subrayó Salvador Nasralla”.

En cuanto a los pocos alcaldes y diputados que salieron electos, Nasralla, en tono de burla señaló, vayan a “pregúntarle a Mel Zelaya, qué pasó, porque yo no tengo nada que ver en eso, cada partido de la Alianza, llevaba sus propios candidatos a esos puestos de elección popular y si ellos pedieron fueron ellos, yo solo corrí para Presidente y está demostrado que soy el hombre más popular de Honduras y Centroamérica, Libre, sin mi, no hubiese hecho nada”.

NASRALLA, QUEDA EN LIBERTAD DE HACERMLO QUE LE PLAZCA

Visiblemente incómodo por las declaraciones vertidas por Salvador Nasralla, Mel Zelaya, emitió un comunicado a nombre de su Partido Libertad y Refundación (LIBRE), en el que manifiesta su malestar por las decisiones unilaterales adoptadas por el candidato presidencial, a quien reta a seguir solo, peleando contra El Tribunal Supremo Electoral y los observadores internacionales, mientras el y pueblo šerguirán en la lucha por lograr establecer el Socialismo en Honduras.

Libre, es un partido combativo, dijo Mel Zelaya, enojado, y el mal de uno es el mal del otro y no vamos a cambiar nuestra convicciones por lo caprichos de un individuo que hoy dice una cosa y mañana otra, al referirse a Salvador Nasralla, y que además solo le interesa su posición y no las de los representantes del pueblo ante el Congreso Nacional y las Alcaldías Municipales.

Salvador es tan neófito, que cree que gobernar es cosa de niños, para eso se necesita el Congreso Nacional, y por si no lo sabía, recuérdenle que al Poder Legislativo, lo perdió y que los cachurecos sacaron 61 diputados, así como la gran mayoría de las Alcaldías, subrayó el Coordinador General de la Alianza.