UE lamenta lento conteo de votos en Honduras

96

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea lamentó ayer la lentitud que ha marcado la entrega de información oficial sobre los resultados de las elecciones del domingo en Honduras, aunque destacó que el procesamiento de los datos “se desarrolla con transparencia”.

La Misión “ha observado que el procesamiento de resultados se desarrolla en condiciones de transparencia y en presencia de representantes de los partidos políticos, si bien lamenta la

interrupción de la divulgación de las actas durante unas horas en la tarde del 26 de noviembre, que se reanudó finalmente en la madrugada del 27”, subraya un informe de la delegación de observadores.

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) hacía referencia así a que aunque las autoridades de comicios había anunciado que los primeros resultados preliminares serían difundidos unas dos horas y media después del cierre de los colegios, terminaron siendo informados mucho después.

Esos primeros resultados, los únicos difundidos hasta ahora, colocan al candidato opositor Salvador Nasralla a la cabeza con el 45.05% de los votos, seguido del presidente y aspirante a una reelección, Juan Orlando Hernández, el 40.28%.

La MOE UE considera que “una comunicación más frecuente de la evolución de los resultados, a medida que avanza el escrutinio, es no solo un derecho de la población hondureña, sino, además, un importante instrumento de transparencia”.

Según el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el magistrado David Matamoros, la demora el pasado domingo para presentar el primero y único informe oficial hasta ahora se debió a la lentitud en la llegada de las actas electorales.

Matamoros ha ofrecido que el último informe será rendido el próximo jueves con todas las actas escrutadas.

El informe de la MOE UE señala que aunque los comicios se celebraron de manera “pacífica”, tuvo constancia de casos de violencia contra candidatos y activistas de partidos durante el proceso, que están en investigación, sin que se conozca si esos incidentes respondieron a una motivación política o de otra índole.