Advierten a Corea del Norte no poner a prueba a EE.UU

Menos de un día después de que el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence dijera en Corea del Sur que “la era de la paciencia estratégica con Corea del Norte había terminado”, la Casa Blanca sugirió que todavía le queda un poco más de paciencia.

“Creo que vamos a continuar trabajando con China en especial para ayudar a buscar una manera de progresar”, dijo el lunes el vocero presidencial Sean Spicer en la conferencia de prensa diaria en la mansión ejecutiva.

El portavoz de Trump explicó que “la era de la paciencia estratégica” era una política del anterior gobierno de Barack Obama, caracterizada por una actitud de “básicamente esperar para ver qué sucede”, la cual no es prudente para Estados Unidos.

Pero, agregó Spicer, como resultado de las recientes conversaciones entre el presidente Trump y su homólogo chino Xi Jinping, el gobierno actual está dando tiempo a Beijing para que use su influencia política y económica con Pyongyang.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here