Autoridades confirmaron que al menos 22 personas fallecieron -entre ellos niños- y 59 resultaron heridas tras un atentado suicida en el estadio Manchester Arena, en Manchester, Reino Unido, al finalizar un concierto de la cantante Ariana Grande. La Policía de Manchester anunció que detuvo a un hombre de 23 años en el sur de la ciudad en relación al caso.

En un comunicado publicado vía Telegram, el autodenominado Estado Islámico (EI) se atribuye la autoría del atentado. “Uno de los soldados del califato pudo colocar un artefacto explosivo dentro del encuentro de los cruzados en la ciudad de Manchester”, señala en el texto referido por Reuters.

El director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, Dan Coats, dijo que, pese a que el EI  ha asumido en internet la responsabilidad del atentado de Manchester, su país no ha verificado aún la autoría.

“El EI ha reclamado responsabilidad por el ataque en Manchester, pero no hemos verificado aún la conexión”, indicó Coats en una audiencia en el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado referida por la agencia EFE.