Capturado La Tuta, el narcotraficante más perseguido de México

La vida extrema de Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, líder del cartel de Los Caballeros Templarios y uno de los criminales más buscados por las fuerzas de seguridad mexicanas, tocó este viernes a su fin con su arresto.

Tras años de someter a vasallaje a gran parte del estado de Michoacán, en particular a la volcánica zona de Tierra Caliente, Servando Gómez fue detenido por la policía federal en Morelia, la capital de Michoacán, según confirmó la policía.

La detención, siempre según las primeras versiones difundidas por las agencias de comunicación mexicanas, se produjo sin disparos. Su captura coincide con el día en que se espera que se haga pública la primera crisis de Gobierno, con la sustitución del procurador general, Jesús Murillo Karam.

Hombre de verbo fácil, su afán de notoriedad había dejado en evidencia durante años a las autoridades encargadas de capturarlo. La Tuta colgaba a menudo vídeos en Youtube donde platicaba sobre las bondades de su espeluznante organización, otras veces daba entrevistas a cara descubierta en las que mostraba un inquietante y poco creíble comedimiento (“soy delincuente, pero no rapiñero”, decía), y en más de una ocasión se pavoneó con su pistola de cachas tachonadas de brillantes por los pueblos de Tierra Caliente, repartiendo billetes de 200 pesos y dejándose seguir y tocar, como un santón, por racimos de niños.

En los últimos meses, bajo la presión de las fuerzas de seguridad, había dejado de aparecer a cuerpo descubierto, pero no rebajó su presencia mediática. Para mantenerse en primera línea instrumentó una devastadora vídeoguerra. Desde sus escondrijos hacía llegar a los medios grabaciones en los que renombradas personalidades (exgobernadores, hijos de mandatarios, periodistas y alcaldes) platicaban con él en actitud servil.

Cada vídeo ha pulverizado una vida política. Entre los caídos han figurado desde el priísta Jesús Reyna, secretario de Gobernación de Michoacán y gobernador interino en 2013, durante la etapa más virulenta del enfrentamiento entre los narcos y las autodefensas, hasta Rodrigo Vallejo Mora, hijo del gobernador Fausto Vallejo, cuya fulminación vino seguida días después de la retirada de la vida política de su padre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here