Capturan al segundo fugado de la cárcel de Nueva York

La policía hirió y capturó a un hombre que había huido de una prisión de alta seguridad del estado de Nueva York (noreste), dos días después de abatir a su compañero de fuga y tras tres semanas de intensa búsqueda, informó la policía.

David Sweat, de 35 años, fue herido a tres kilómetros de la frontera con Canadá y trasladado a un hospital la capital del estado.

Según el director médico de ese centro de salud, Dennis McKenna, la condición de Sweat es “crítica”. “Puedo decirles que su condición es crítica y, basado en la evaluación preliminar del paciente, es obvio que necesitará estar aquí seguramente durante varios días”, dijo McKenna a los periodistas.

Importante :  A prisión, colombiana que abandonó a su bebé en un basurero de Madrid

Agregó que los médicos tratantes no están seguros de si Sweat necesitará cirugía e indicó que era atendido por un equipo de especialistas.

Sweat fue capturado y herido en la tarde por un agente en el pueblo de Constable, muy cerca de la frontera con Canadá, informó la policía.

El jefe de la policía del estado de Nueva York, Joseph D’Amico, explicó en una rueda de prensa que el policía que hirió al fugitivo le pidió que se detuviera, pero Sweat lo ignoró y salió corriendo a campo través. Temiendo que desapareciese tras los árboles, el agente disparó, agregó D’Amico.

“La pesadilla terminó”, se congratuló el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en la comparecencia, indicando que Sweat estaba desarmado y que recibió dos balas en el torso.

Importante :  Nuevo escándalo para United, bajan del avión a pareja que iba a su matrimonio

Sweat y su compañero de prisión Richard Matt, de 49 años, protagonizaron una espectacular fuga de la cárcel de alta seguridad de Clinton, en Nueva York, el 6 de junio. Utilizaron herramientas eléctricas para salir de sus celdas antes del amanecer, generando una intensa cacería humana en la que participaron más de 1.000 efectivos apoyados por perros rastreadores y helicópteros.

Matt fue abatido el viernes en la ciudad de Malone, a menos de 16 kilómetros de la frontera con Canadá, después de que al parecer disparara contra un vehículo que pasaba.

Sweat cumplía una condena a cadena perpetua sin libertad condicional por el asesinato de un asistente del sheriff en el estado de Nueva York en 2002, cuando tenía 22 años. Matt, por su parte, purgaba una condena de 25 años a cadena perpetua por el secuestro y descuartizamiento en 1977 de su exjefe. Huyó a México, donde mató a otro estadounidense, tras lo cual fue sentenciado a 20 años y extraditado a Nueva York.

Importante :  Noel Valladares anuncia su retiro del fútbol

Pamela Sweat, madre del reo, expresó “alivio” por la captura y dijo a Time Warner Cable News: “mi hijo sabe que si hubiera venido aquí, lo habría golpeado y llevado de vuelta a la cárcel”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here